CLAROSCURO

Claroscuro

Me desperté y ya era de noche. Todo estaba oscuro. Apoyé un pie primero en la baldosa fría, luego el otro. Fui a prender la luz en el primero de los tres interruptores pegados a la pared. No encendió. Intenté con el segundo y seguía sumida en la oscuridad. Probé con el tercero y la misma historia. El último intento fue la lámpara de la mesa de noche y nada. Me asomé por la ventana; no se había ido la luz en la calle. Abrí la puerta y salí al pasillo. Todos los interruptores funcionaban. Volteé y mi cuarto continuaba sumido en la oscuridad.

De golpe, desperté y era de noche. Me levanté y busqué el primer interruptor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s